Kitesurf en Yucatán… deja que te lleve el viento

El Kitesurf nació oficialmente en la década de los 80, como respuesta a la necesidad de contar con una actividad alternativa a la práctica del Windsurf en torneos en los que el viento no era suficiente para el desarrollo de las competencias.

Aunque las raíces del Kitesurf son bastante antiguas y los intentos, algunos más afortunados que otros, se remontan al siglo XII en Indonesia, Polinesia y China, cuando marineros y pescadores intentaban utilizar la fuerza de los cometas o Kites para impulsar pequeñas embarcaciones, no fue sino hasta1984 los hermanos Legaignoux (campeones júnior franceses de navegación a vela) dieron los primeros pasos hacia el nacimiento de este divertido y espectacular deporte.

Los hermanos Legaignoux se inspiraron en un catamarán impulsado por una cometa del tipo Flexifoil de dos líneas, similar a un Parapente. Un año después lograron probar su desarrollo navegando con un prototipo de Cometa de costillas inflables, deslizándose con esquíes sobre el agua, pero que rápidamente fueron reemplazados por tablas de surf con fijaciones o Strapps para sujetar los pies.

En el 1997 salieron a la venta los primeros kites de cuatro líneas con lo que se abrieron enormes posibilidades ya que muchos windsurfistas se vieron atraidos hacia el Kitesurf ya que este necesita mucho menos viento para poder realizar las comptetencias, divertirse y realizar Maniobras.

La costa yucateca cuenta con las condiciones ideales para la ráctica de este deporte, en lugares tan bellos como puerto de Progreso, ubicado a 25 minutos por carretera al norte de Mérida, o los puertos de Chicxulub, El Cuyo y Chelem. El agua no es muy profunda, diez metros de profundidad hasta cuatro km mar adentro y en algunos puntos puedes caminar cien metros antes de que el agua te llegue al cuello.

Elevarte no será problema. Si eres de esos citadinos que quiere un poco de emoción en su vida pero no estás tan acostumbrado a la adrenalina, no te preocupes, también tenemos excelentes escuelas para aprender. Con playas tan bellas y condiciones de viento ideales casi todo el año el Kitesurf es un deporte en rápido crecimiento en Yucatán, cada vez más personas lo practican y disfrutan al extremo de la naturaleza, el sol y el mar.