Espeleobuceo en Yucatán… una increíble aventura bajo tierra

Casi en su totalidad, Yucatán está constituido por rocas sedimentarias carbonatadas del periodo Terciario de la era Cenozoica, ¿Qué significa esto? Que es ideal para que, a través de largos periodos de tiempo, se formen maravillas como cuevas, cenotes, petenes, ojos de agua, etcétera. Esta particularidad de Yucatán la hace muy atractiva para quienes practican el espeleobuceo; una actividad deportiva que se enfoca en la exploración y estudio de cavernas inundadas, cuevas y cenotes …es una práctica que requiere mucha sangre fría, además de disciplina y conocimiento.

 

 

Una foto publicada por @car0liina el

La Seguridad es lo primero

La práctica del espeleobuceo demanda técnicas muy específicas, muy diferentes al buceo normal y a la espeleología normal ya que el riesgo que se corre es mucho mayor… “El bucear en grutas, cavernas o cuevas es una especialidad que requiere un entrenamiento específico, y equipo especializado. Son inmersiones, que debido al peligro que suponen, necesitan de una planificación muy cuidadosa… La seguridad aquí lo es todo”. (Carlos Lazcano)

En el interior de una cueva, en determinadas circunstancias, nuestro compañero podría no estar en situación de ayudarnos. Por eso normalmente se recomienda el uso de doble equipo. Además existen normas que se tienen que seguir siempre como usar la línea de vida, observar el consumo de aire respetando la regla de los tercios, usar al menos tres sistemas de iluminación con mayor autonomía que la inmersión que vamos a realizar, llevar dos reguladores independientes, entre muchas otras medidas de seguridad. La regla de los Tercios consiste en dividir el aire en tres partes, y asignarles a cada tercio una parte de la inmersión, 1/3 – para entrar y avanzar en la cueva, otro tercio para regresar a la salida y el último tercio para reserva.

Espeleobuceo en Yucatán

 

Una foto publicada por Nico G (@n1c01as) el

 

Los primeros exploradores de cenotes y cavernas en Yucatán fueron los mayas ya que necesitaban el agua para consumo y  los cenotes son una parte esencial de su cosmogonía; en la antigüedad eran vistos como entradas al inframundo y hogar de criaturas místicas como el Tzukan (una serpiente mitológica) y hogar de los aluxes (Seres similares a los duendes) para los mayas en la actualidad, los cenotes siguen siendo sagrados… En el siglo XIX John L. Stephens hace el primer reporte, se trata del cenote Xtancubil Xuman, y posteriormente exploradores como Helprin (1890) y Henry C. Mercer (1896), realizan diferentes exploraciones.

La espeleología física en Yucatán se inicia propiamente con Carlos Lazcano en 1986, quien comandó medio centenar de exploraciones a lo largo y ancho de la Península yucateca, y cuyo trabajo es continuado hoy por el Espeleogrupo Yucatán, A.C. y por la Universidad Autónoma de Yucatán.

 

Los Cenotes en Yucatán

Una foto publicada por Mattia Cannatà (@digital_paintbrush) el

En Yucatán destacan algunos por su singular belleza y otras por sus interesantes historias, como Uaybil Actún (caverna embrujada) otra es Kambul, localizada a 25 km. de Mérida; Chak-Zinik-Che, Ideal para practicar el espeleobuceo dada sus características: profundidad de 40 m., visibilidad de 50 m. y una temperatura media de 27º… esta se encuentra en Cuzamá, a 50 km. de Mérida.

Una foto publicada por haruka_09 (@haruka_09) el

 

Otro hermoso ejemplo es el enorme sistema de cuevas y galerías subacuáticas de la Reserva Especial de la Biosfera de la Ría Celestún: está situada a 95 km. al oeste de Mérida… las posibilidades son enormes ya que el número de cenotes y cavernas en Yucatán aún no está realmente cuantificado… son muchos los que permaneces inexplorados por lo que las posibilidades de aventura son prácticamente infinitas.