El Cuyo… tesoro escondido de la Costa Esmeralda

Localizado a 220 km de Mérida, El Cuyo es el último punto turístico del Golfo de México, casi al final de la ría que comienza en Río Lagartos; tesoro escondido de la costa esmeralda de Yucatán, en esta encantadora villa de pescadores se encuentran el agua azul turquesa del Caribe con las aguas poco profundas del Golfo de México. El Cuyo es hábitat de numerosas especies de aves acuáticas, entre las que destaca el flamenco rosado.

El Cuyo es una zona protegida; alberga una fascinante e impresionante flora y fauna. Encontrarte con las majestuosas ceibas, el árbol representativo de Yucatán, algunas tan antiguas como la misma cultura Maya, es una experiencia única para cualquier amante de la naturaleza.

Este hermoso puerto no es sólo para descansar, también puedes realizar actividades deportivas y de entretenimiento en la playa. Entre otras opciones se ofrecen paseos en lancha rápida, pesca ribereña. En las majestuosas playas de fina y limpia arena de El Cuyo podrás encontrar gran variedad de caracoles y conchas marinas.

Para llegar a este paraíso ecoturístico debes atravesar un dique sobre una laguna de increíble color rojizo que separa El Cuyo de tierra firme (El color se debe a la alta concentración de sal en el agua). Una de las primeras sorpresas al llegar es un antiguo faro construido sobre una construcción  maya.

Puedes quedarte unos días; hay cabañas de madera con hamacas o camas, baños independientes, mosquiteros y hasta una pequeña terraza. Para llegar existen dos rutas: Partiendo de Las Coloradas puedes caminar o usar un vehículo de doble tracción (siempre y cuando no sea época de lluvias) ¡toda una aventura! La otra opción inicia en Tizimín , de ahí al poblado “Colonia, Yucatán” y de ahí a El Cuyo.

Aunque el camino pudiera parecer difícil, la belleza del lugar, el mar, sus increíbles cielos estrellados pagarán con creces cualquier esfuerzo. Así que ya sabes, si lo tuyo es entrar en contacto con la naturaleza y disfrutar a cambio de todos sus obsequios, El Cuyo es una visita que no puedes perderte durante tu viaje a Yucatán.

 

 

share post to: