El cenote más reconocido en Instagram, Ik Kil.

No cabe duda, seguramente ya has visto fotografías del cenote Ik Kil, el más fotografiado en Yucatán, y no es para menos, pareciera un paraíso tropical escondido en las profundidades de la tierra maya. Su entrada se oculta entre abundante vegetación, sus lianas y raíces caen desde el cielo descendiendo unos 26 metros hasta tocar el agua cristalina del cenote dándole un aspecto único. Este cenote espectacular, con casitas mayas para pernoctar además de tienda, restaurante, snack-bar con hamacas y mucha acción es una gran recomendación para tu próximo viaje por Yucatán.

Si decides en tus próximas vacaciones visitar Chichén Itzá o Valladolid en tu ruta de viaje no olvides hacer una parada en uno de los parques más hermosos de la zona, el parque Ik Kil, ubicado a sólo 3 km de la zona arqueológica más famosa de Yucatán y a sólo 35 minutos de la sultana del oriente, Valladolid. Sólo para que te des una idea de lo asombroso del Cenote Ik Kil, fue una parada en las finales de los Red Bull Cliff Diving World Series en 2010, 1011 y 2014.

Este parque rodeado de plantas exóticas y grandiosos árboles de una antigüedad inigualable también es rico en historia, pues se sabe que varios objetos de sacrificio maya, piezas de oro, jade, cerámica, incienso e incluso restos humanos fueron recuperados del pozo entre 1904 y 1910 por arqueólogos y espeleólogos.

Recorrer Ik Kil te dejará sin palabras y te regala unas vistas asombrosamente naturales, rodeado de aves tropicales de colores extravagantes como el pájaro toh, así como reptiles y monos. Tras recorrer el parque desde la entrada, podrás observar sepultadas por una gran variedad de plantas exóticas unas escaleras de piedra, que te aseguran la entrada al Cenote. Te espera un auténtico espectáculo visual, pues la imagen del Cenote, que parece una piscina natural desde la plataforma de entrada, rodeado de vegetación y el dulce sonido de los animales selváticos te ofrecerá un show privilegiado.

¿Listo para lanzamos al agua? Hay algo muy relajante en nadar en un cenote, aún cuando te la pasas manteniéndote a flote, el cenote Ik Kil tiene 40 metros de profundidad, tal vez es porque te encuentras literalmente sumergido en medio de la naturaleza, o por el hecho de estar en agua muy natural y fresca. Al mirar hacia arriba, es como si nos encontráramos escondidos del mundo, ya que la entrada y la superficie se ven muy lejanos. El silencio es muy intenso, interrumpido solamente por voces que luego se pierden en el eco.

Este lindísimo parque también cuenta con la opción de pernoctar en él, ya sea en unas casitas mayas ideales para relajarse sólo en compañía de alguien especial, aunque si tu plan es con amigos o familiares también cuenta con Bungalows dobles y cuartos Duplex habilitados con cocina. Las habitaciones cuentan con todas las comodidades para disfrutar de noches inolvidables en el corazón de la selva maya, pero adicionalmente el ser huésped te da beneficios en el parque como utilizar el cenote en horarios privados, ¡no te pierdas la experiencia!

share post to: