Hanal Pixán… La fiesta de los muertos en Yucatán

Durante el Hanal Pixán, o “Comida de las Ánimas”, las almas de los difuntos reciben permiso para visitar la tierra de los vivos… es una oportunidad que cada año tienen nuestros muertos de visitar a sus amigos y familiares… esta singular festividad, que sucede en todo el país, tiene su particular enfoque en Yucatán, debido a su rica tradición maya.

Desde tiempos prehispánicos este es un acontecimiento especial para los vivos, pues desde el 31 de octubre al 2 de noviembre, pueden recordar a sus seres queridos, festejar su vida, de alguna manera “convivir” con ellos y así hacer más llevadera su ausencia.

Post Relacionado: Bienvenido a Yucatán… Un retrato de la vida en esta tierra

 

 

¿Cómo se festeja el Hanal Pixán?

El primer día, 31 de octubre, es el Hanal Palal, el día de los niños; está dedicado a las almas de aquellos que nunca llegaron a convertirse en adultos.

El segundo día, 1 de noviembre, está dedicado a los adultos y lleva el nombre de “U Hanal Nucuch Uinicoob”

El tercer día es el U Hanal Pixanoob o Misa Pixán, porque ese día se lleva a cabo una misa por las ánimas, en el cementerio de cada población yucateca.

Es costumbre durante las festividades que los niños usen una cinta roja o negro en la muñeca derecha, para que las ánimas no se los lleven y también se acostumbra amarrar a los animales para que no impidan a las almas acercarse al altar.

El Altar

este tiempo es el que amo. su sabor,color,aroma,clima todoo..!! #hanalpixan #diademuertosmx #yucatan #comidadeanimas

Una foto publicada por @davidbarreramx el

 

El altar se ilumina con velas de cera, se coloca debajo de los árboles del patio o cerca de los sepulcros… la mesa está llena de comida para agasajar a los amados visitantes …atole nuevo, pibes o mucbipollos, se prepara un “Xec”, la mezcla de naranja, mandarina, y otras frutas con chile molido, dulce de papaya, coco y pepita, tamales de x’pelón, vaporcitos, una bebida embriagante llamada Balché cuyo ingrediente principal es la corteza del árbol del mismo nombre, pan dulce y Tan-Chucuá, un atole preparado con maíz, cacao, pimienta y anís… las flores con su particular color naranja y las ramas de ruda adornan el altar; las fotografías de las personas fallecidas le dicen a nuestros muertos que no los hemos olvidado.

El día del Hanal Palal el altar se decora con un alegre y colorido mantel bordado, en este hay juguetes y dulces, es el día dedicado a las almas de los niños, las flores son amarillas Xpujuc, Xtés en color rojo y Virginias.

Cuando las almas de los seres queridos “han tomado la gracia”, los vivos festejan, se come el muy esperado “pib” o mucbipollo y los pibinales, se beben el atole y el balché…

 

Una foto publicada por ExploreYucatan (@exploreyucatan) el

La Comida de las Almas y el Pan de Muerto

El mucbipollo o pib es un tamal horneado grande, la masa de la que está hecho es de maíz y manteca, está relleno de carne de pollo y cerdo, condimentados con tomate y chile… Una vez envuelta en hojas de plátano se hornea en un hueco o “pib” escarbado en el patio de la casa donde se ha puesto leña y piedras para prepararlo enterrado.

#diademuertos #dayofthedead #hanalpixan #valladolid #yucatan #mexico #makeportraits

A post shared by Jérôme Bourquin (@jeromebourquin) on

 

También se entierran calabazas, jícamas, camotes, mazorcas de maíz tierno (estos son los pibinales), y unas tortas de masa y frijoles llamadas pibil-x’pelón.

Aunque no es propio de la región, es cada vez más común ver en los altares de Yucatán el Pan de Muerto, los dulces en forma de calavera y las Catrinas… estos elementos provienen del centro del país, pero su inclusión es una muestra de una tradición que sigue y continuará por mucho tiempo, más viva que nunca.

 

Una foto publicada por laveros (@laveros) el